TABLON DE NOTICIAS

NOTICIA
NOTICIA FECHA - DEPORTE - GRUPO - EN PORTADA
RESUMEN CADETE MASCULINO 4/6/2011 - Baloncesto - Cadete Masculino - SI

 Lunes, 23 de Agosto de 2010, 08.00 de la mañana. Ese dia, a esa hora, empezó la pretemporada, el avance de lo que iban a ser casi 10 meses de competición, de duros entrenamientos, duros entrenadores y jugadores duros de “mollera”. Fuimos el equipo que mas pronto empezó en el Cole, porque nos gusta eso, ir un paso por delante…

 

Pero no, esto no empieza aquí… Empieza la temporada pasada, cuando empezamos con los chicos, cuando llegamos a un equipo cadete que no sabia que era un bloqueo directo, cuando se pierde un entrenamiento exclusivamente en sentarse a hablar de baloncesto. Cuando se les cambia la cara porque ven que sale el equipo completo a correr por el parque con sus entrenadores.

 

 Empezamos a marchas forzadas una dinámica que nos costo mas de media temporada. Sopesamos el equipo que teníamos, sus pros y sus contras, y la evidente necesidad de ganar que tenían todos; elegimos el modelo de equipo que nos gustaría tener o la forma de ver el baloncesto que debería tener el equipo y creo que no fallamos en exceso…

 

Esos fueron los principios, y el final de la temporada pasada, llegando a esa final de copa,  que dio mucho aire a este año.

 

Tengo que ser sincero, me encantó ver a mi / nuestro equipo escrupulosamente puntual un dia de agosto a las 8 de la mañana para empezar a entrenar; sentí orgullo del grupo de chicos que teníamos, de las ganas con las que venían todos y la confianza que los padres ponían en nosotros.

 

Empezamos la temporada haciendo un baloncesto regular, hacíamos muchas cosas buenas, pero no las conseguíamos encadenar para poder etiquetar un sábado como un gran partido. Y en este periodo sufrimos la primera derrota, en casa, contra el que se perfilaba como líder de la fase de grupos (tiempo al tiempo). Una derrota que hizo mella en todos, en el estado de animo general, ya que, aunque no habíamos hecho un buen baloncesto, nadie nos había puesto aun en problemas.

Perfilada la fase de grupos, sabíamos ya con quien nos teníamos que pelear si queríamos estar en la fase final (play-offs);  y llegó la segunda vuelta con los tres partidos que cambiarían el año.

 

Ganamos en nuestra visita a Augusto Alierta, sufrida victoria, en un intenso partido con dos prorrogas, expulsados y que, estando convencidos de ello, lo gano nuestra profundidad de banquillo.

 

Ganamos en otra difícil visita al hasta entonces líder de la fase de grupos, aunque nos quedamos con el resquemor de no haberles quitado el average.

 

Y sufrimos la peor derrota en dos años; estamos convencidos, la visita a Alagón nos destrozó a todos. Nos hizo pensar si realmente merecíamos estar tan arriba, si éramos buenos y era un mal dia o simplemente habíamos tenido suerte en los últimos 13 partidos. Evidentemente no era suerte, la mejora de nuestros chicos era notable, y las ganas con las que salían a jugar también. De ahí los resultados anteriores.

 

Pero si, también tenemos suerte, los resultados de los otros equipos nos acompañaban y así nos clasificamos como primeros de grupo, quedando segundo el que hasta entonces era el líder de la fase.

 

Alcanzamos los play-offs como primeros de grupo, en los cruces nos toco enfrentarnos contra Lupus-El Pilar-Lorengar el cual había quedado segundo en la fase regular del Grupo II.

Play-offs a ida y vuelta, con todo lo que ello conlleva. Al haber quedado primeros de grupo teníamos el derecho de jugar la vuelta en casa. Afrontamos el primer partido muy dubitativos; expectantes a lo que nos íbamos a encontrar; y nos encontramos a un equipo fuerte, bastante sólido y que nos creaba serios problemas. Partido de tu a tu, llevándonos una derrota por dos puntos (36 – 38) pero sin enseñar la mayoría de nuestro juego.

En nuestra casa la cosa cambió, partido igualmente difícil pero que nuestros chicos supieron solventar con un ultimo cuarto demoledor, poniendo esfuerzo, cabeza y motivación; la motivación de un presumible campeón. Nos impusimos por un marcador también apretado, injusto y poco abultado para lo que demostramos en el campo (43 – 37).

 

Llegó la final de la categoría; CBZ. Nosotros, un equipo de Colegio, nos enfrentábamos a un club, presumiblemente de los mas poderosos de Zaragoza. Para nosotros el resultado de la temporada ya era más que Sobresaliente; conocedores de la más que probable superioridad de nuestro rival en casi todos los aspectos, la final, para nosotros, era un regalo.

 

Sábado 21 de Mayo, dia de la Agrupación, final Cadete entre nuestro Equipo y CBZ, y un ambiente impresionante, compañeros y entrenadores de la agrupación nos animaban mientras calentábamos en el patio justo antes de entrar a jugar. Entramos en el pabellón viendo un lleno espectacular; muchísimos amigos, compañeros y familiares estaban dispuestos a animarnos durante nuestro duro partido; y eso, da miedo, pero “mola”. Estábamos dispuestos a agradecerles su apoyo dando lo mejor de cada uno, trabajando por nuestro Equipo. Y no defraudamos.

El adjetivo general de los que estuvimos ese sábado fue el de “Partidazo”, donde nuestros chicos, aun sabiendo de las numerosísimas virtudes y la imbatibilidad en toda la temporada de nuestro rival, dieron la cara y mediante una gran defensa conseguimos hacerles bajar de los 40 puntos, hazaña que ningún equipo había podido lograr. Perdimos el partido de 3 puntos (36 – 39).

 

Los 7 días siguientes nos sorprendieron a los tres entrenadores; nuestros chicos, conocedores de sus virtudes, empezaban a hacer piña y automotivarse a través de Internet y redes sociales desde el mismo Sábado. Sabíamos que lo podríamos lograr, como Equipo nadie nos ganaba, y frente a un Equipo sólido las individualidades no tienen mucho éxito.

 

Llegó al vuelta de la final, donde queríamos dar el “Do” de pecho, terminar la temporada ganando la Liga frente a un rival de categoría superior. Salimos del vestuario, y cuando nos giramos a la grada no solo estaba la gente de la ida, sino que había aun mas y los nervios afloraron hasta en el más sereno. Salimos a jugar demasiado motivados, lo que en toda la temporada había sido una virtud, casi se convierte en debilidad en el primer cuarto. Presenciamos otro partido de iguales, donde llegamos a perder de 5 y a ganar de 4, donde no había regalos, ni rebotes que no se luchasen… Otro “Partidazo”.

 

Desgraciadamente este deporte es bonito hasta cuando pierdes. Situación: 9 segundos de tiempo para el final; empate en el marcador (vamos perdiendo de 3 en la serie); tenemos dos tiros libres. Hablamos con el tirador, “Carroquino, mete el primero, falla el segundo, hay que ir a por la prórroga”. Dicho y hecho, nuestro “7” no nos falla, mete el primero dejándonos a dos puntos de la prórroga y tira bien a fallar el segundo lanzamiento, dejándolo en manos de nuestros reboteadores. Pero CBZ también juega, también rebotea y el partido termina con 4 jugadores en el suelo luchando por la posesión, consiguiéndola nuestros chicos pero con el tiempo cumplido (42 – 41). Nuestro equipo nunca se rinde.

 

 

Subcampeones de categoría, Subcampeones pero con matices, hemos sido el único equipo que ha ganado este año a CBZ, solo nosotros, el equipo de colegio demuestra que si nos implicamos con nuestro equipo, si trabajamos todos juntos, se llega a las finales.

No nos ganaron; perdimos nosotros. No es un tópico, no admitiré que jugaron mejor, porque no fue asi, solo nuestros fallos nos ganaron, nos dejamos de encestar en dos partidos la friolera de 42 tiros libres; y son demasiados, los fallos “tontos” te condenan.

 

Puedes jugar cien finales que todas las vives con la misma intensidad, la tristeza enorme de haber rozado un sueño y no haberlo podido lograr. Ahora ves a tus jugadores, a tus chicos con los que tienes ese lazo que solo se puede explicar con la palabra Equipo, donde todos han puesto lo mejor que saben sobre la mesa, donde tu has intentado hacerlo lo mejor que sabes. Ahora, ver como se derrumban después del partido es algo que no se explica, se vive, esa mezcla de tristeza y rabia después de haberle puesto tanta ilusión no solo les afecta a ellos, nos costó a los tres entrenadores aguantar la entereza, intentar consolarles aunque tu estés sintiendo lo mismo.

Pero todo es cuestión de tiempo, a los dos días miras hacia atrás y ves lo que hemos logrado, y los sentimientos cambian, orgullo es lo primero que piensas, orgulloso de mi equipo, de nosotros y de lo que hemos conseguido…

 

 

 

He intentado resumir en “pocas líneas” casi 10 meses, ahí quedan anécdotas de partidos, con otros jugadores, con otros entrenadores y con árbitros, que a veces dan para escribir un libro, el libro de un SUBCAMPEON.

INICIO AGRUPACION HORARIOS DEPORTES ENLACES INSCRIPCIONES CONTACTO ZONA PRIVADA Dirección Técnica Dirección Deportiva Patinaje Gimansia Rítmica Promoción Gimnasia Rítmica Competición Fútbol Sala Escuela Deportiva Tarde Escuela Deportiva Mediodía Baloncesto Zumba Bádminton Atletismo Ajedrez
Pablo Neruda, 35 | 976.46.62.82 | web Sagrado Corazon de Jesus |